¿Cómo desarrollar una estrategia de transporte de carga LTL?

Industria de Transporte

Esta es la historia de cómo en UTB Logistics ayudamos a una reconocida multinacional de cosméticos con sede en Estados Unidos a desarrollar su estrategia de distribución mediante la modalidad de transporte LTL (Less Than Truckload). Desarrollar una estrategia de transporte para ampliar la distribución de tus productos y llegar a nuevos mercados es más fácil de lo que crees si te asesoras con los proveedores logísticos indicados.

A principios de 2024, nuestra compañía fue contactada por una reconocida multinacional de cosméticos con sede en Estados Unidos. Tras ponerse en contacto con nosotros, decidieron confiarnos un proyecto de gran magnitud: la distribución de 199 estanterías de exhibición a diversos puntos de venta en todo Estados Unidos.

Esta oportunidad representaba un desafío emocionante y significativo para nuestro equipo. No solo implicaba coordinar el transporte de una gran cantidad de estanterías, sino también garantizar su entrega puntual y en perfectas condiciones a lo largo y ancho del país. 

Para ofrecer una estrategia de transporte y cotización eficiente, tres de nuestros agentes logísticos más experimentados se reunieron en una de nuestras salas de juntas, listos para dar el primer paso en este proyecto y responder a la pregunta: ¿Cómo distribuir exitosamente estas 199 estanterías a lo largo de Estados Unidos?

Estrategia de distribución y cálculo de la cotización

Uno de los primeros factores a considerar fue el hecho de que las estanterías ingresarían a Estados Unidos desde Canadá, cruzando la frontera por el estado de Nueva York y siendo almacenadas en una bodega en el distrito de Queens. Este sería el punto de partida para los transportistas que distribuirían las estanterías a los distintos puntos de venta en el país.

La opción más conveniente para la empresa de cosméticos era la de transporte LTL (Less Than Truckload). Esta modalidad permite consolidar las estanterías en un camión compartido con mercancías de otros remitentes, optimizando las rutas de distribución. Así, podíamos planificar un itinerario eficiente que cubriera múltiples destinos, evitando los costos elevados y la ineficiencia de realizar envíos individuales para cada punto de venta.

Además, la modalidad de transporte LTL ofrecía una mayor flexibilidad y frecuencia de entregas, facilitando el manejo de inventarios y reduciendo el tiempo de espera en cada punto de venta, así como en la bodega de almacenamiento en Nueva York.

La modalidad de transporte consolidado, o LTL (Less Than Truckload) representa una de las opciones más costo-eficientes dentro del gremio del transporte de mercancía. Esta modalidad permite el envío de cargas compartiendo el mismo espacio en un camión, lo que no solo significa un ahorro significativo para tu empresa al no tener que asumir el costo total del transporte, sino que también facilita el acceso a este servicio para aquellas empresas cuyos volúmenes de carga no llenan un camión completo.

Normalmente, desde la perspectiva de las compañías de logística tercerizada o 3PL, como UTB Logistics, y para los transportistas, este transporte compartido de mercancía implica una gran gestión y planeación y requiere un gran proceso de seguimiento de la carga.

Uno de los mayores retos de este proceso fue conseguir los carriers y transportistas adecuados. Convencerlos de enviar sus camiones vacíos desde otras localidades hacia Nueva York para transportar la mayor cantidad de estanterías posible requería una planificación estratégica y una buena capacidad de persuasión. Era crucial trazar rutas optimizadas que ahorraran tiempo, dinero y recursos.

Para el proceso de cotización de transporte consideramos factores importantes como la distancia a recorrer, el pronóstico climático del territorio por el que iba a pasar la carga y el tiempo estimado de tránsito. Una vez todo listo para la cotización, compartimos dichas tarifas y planeación estratégica con nuestro cliente, que quedó bastante satisfecho con la labor preliminar llevada a cabo por nuestros agentes. Así fue como nos pusimos manos a la obra y comenzamos a desplegar toda la estrategia de transporte de las estanterías a lo largo de Estados Unidos.

Estrategia de transporte y almacenamiento desde Canadá

199 estanterías debían ser transportadas desde Canadá hacia Estados Unidos, donde llegarían para comenzar su largo proceso de distribución a lo largo del país.

Dentro de la cadena de suministro de la multinacional de cosméticos, el paso de la carga entre la frontera de Canadá y Estados Unidos no corría por nuestra cuenta, ya que ellos se encargaron del recorrido hasta la bodega ubicada en Nueva York. Una vez allí, se llevaría a cabo el proceso de cross-docking con nuestros conductores.

La bodega, sin embargo, contaba con un espacio reducido para almacenar las estanterías, que tenían que estar entrando y saliendo constantemente. Esto requería un flujo de carga y descarga continuo que permitiera la entrada y salida de la mercancía casi simultáneamente. De otro modo, la carga tenía que esperar para ser ingresada o evacuada en la bodega, ya que no contaban con la capacidad suficiente para asegurar más espacio para las estanterías.

A partir de la llegada de cada camión a la bodega de almacenamiento con las estanterías, las cuales ocupaban cada una un pallet, entraba UTB Logistics a hacer su magia operativa, así como la serie de transportistas que habíamos contratado para movilizar la carga.

¿Cómo distribuimos la carga exitosamente a lo largo de Estados Unidos?

La bodega de almacenamiento en Nueva York contaba únicamente con una compuerta para la carga y descarga de mercancía, lo que significaba que cada vez que ingresaba un camión desde Canadá con nuevas estanterías, tenía que salir una cantidad equivalente de estanterías.

Por esta razón, el proceso de comunicación y planificación en este primer paso de la estrategia de transporte era fundamental. Debía haber una comunicación constante, no solo con los carriers que distribuían las estanterías por Estados Unidos, sino también con los demás carriers que ingresaban desde Canadá y estaban involucrados en el proceso. Convencer a una gran cantidad de transportistas para que enviaran camiones vacíos hasta Nueva York requirió una gran habilidad de persuasión y un fuerte compromiso con todos los involucrados.

Además, fue esencial mantener una estrecha colaboración con el personal de la bodega de almacenamiento, quienes debían informarnos constantemente sobre su capacidad y las horas en las que se cargarían nuestros camiones.

Dado que la bodega de almacenamiento solo tenía una compuerta para la carga y descarga de mercancía, ¿cómo nos asegurábamos de que ninguno de nuestros transportistas se encontrara esperando simultáneamente en la bodega?

En la industria del transporte, el tiempo es dinero, y el tiempo de espera aumenta los costos operativos. Por ello, sabiendo que nuestro equipo debía ser altamente eficiente, decidimos asignar intervalos de tiempo específicos a cada conductor de camión. Esto evitaba aumentos en los costos operativos, descontentos y retrasos en los tiempos de entrega.

Una vez los transportistas eran despachados uno a uno desde la bodega de Nueva York, comenzaban su recorrido hacia otros estados. Como equipo logístico, y debido a la gran variedad de estados donde la multinacional de cosméticos cuenta con puntos de venta, los trayectos de transporte variaban según cada conductor.

De Nueva York a Alaska

Un trayecto en particular partía desde Nueva York hacia Anchorage, Alaska, haciendo nueve paradas en distintos estados y tomando catorce días en total. Este recorrido atravesaba el país casi de extremo a extremo, cruzando después la frontera hacia Alaska.

El trayecto de Nueva York a Anchorage cubre 4,606 millas y 76 horas de conducción, sin contar con las paradas, tiempos de descanso y periodos de sueño. En Estados Unidos, las regulaciones dictan que un conductor de camión no puede conducir por más de 11 horas consecutivas, siendo un factor que siempre se debe considerar.

Para que te hagas una idea más clara de cómo lució este trayecto, esta fue la ruta que siguieron las estanterías viajando desde Nueva York hasta Alaska:

Cada camión normalmente transportaba entre 25 y 28 pallets, lo que significaba que la mayoría de los trayectos requerían una gran cantidad de paradas.

Nuestros agentes logísticos mantenían a nuestro cliente constantemente actualizado sobre el estatus de la carga, proporcionando detalles sobre el tránsito, la fecha estimada de entrega y el envío del Proof of Delivery (POD) una vez completada la entrega. Este seguimiento detallado fue crucial para el éxito del proyecto, ya que también permitió una eficiencia considerable en el proceso de descarga en los puntos de venta de la compañía de cosméticos.

De esta manera, completamos el proyecto exitosamente, asegurándonos de que cada estantería llegara en excelentes condiciones a su destino, dentro de tiempos de tránsito óptimos.

La satisfacción de la multinacional de cosméticos con nuestros servicios fue tal que, apenas un mes después de haber terminado este proyecto, nos encargaron otro proyecto de distribución de estanterías muy similar. Esta vez se trataba de 205 estanterías que, al igual que las anteriores, debían ser transportadas y distribuidas a lo largo de Estados Unidos.

Uno de los aspectos más destacados de estos proyectos fue que no hubo ni una sola reclamación por daños, o claim. Todas las cargas fueron entregadas exitosamente y desmitificamos la idea de que en la modalidad de transporte LTL las mercancías tienen muchas reclamaciones por daños. En UTB Logistics trabajamos para que, aunque la mercancía sea movida y manipulada constantemente para su descarga, todo se lleve a cabo de la mejor manera posible.

¿Qué aprendimos de esta estrategia de transporte en modalidad LTL?

La coordinación precisa y la comunicación constante con todas las partes involucradas fueron claves para superar los desafíos logísticos. Aprendimos que anticipar y planificar cada detalle, desde la recolección hasta la entrega, es fundamental para evitar problemas y garantizar la satisfacción del cliente.

Contar con alternativas ante cualquier posible percance o inconveniente se convierte en una parte esencial de la coordinación de cualquier proceso logístico, y lo que finalmente marca la diferencia entre si una estrategia de transporte es exitosa o un fracaso.

Si no hubiéramos previsto, por ejemplo, que los tiempos de carga de las estanterías en la bodega de almacenamiento iban a ser más lentos debido a la limitada cantidad de compuertas de carga, o que la bodega superaría su capacidad de almacenamiento si no operábamos con una coordinación meticulosa, habríamos enfrentado un proceso mucho menos satisfactorio, con retrasos, posibles claims por manipulación indebida de la carga y la pérdida de confianza por parte de nuestra red logística.

Además, trazar y planificar cuidadosamente las distintas rutas de envío y distribución fue crucial para optimizar el tiempo y reducir costos. En este tipo de proyectos, sopesar cada detalle y mantener una comunicación directa y constante con el cliente, así como llevar un registro meticuloso dentro de la cadena de suministro, son prácticas esenciales.

Por último, si deseas trabajar con aliados logísticos con años de experiencia en la industria y un amplio conocimiento en distintas modalidades de transporte de mercancía, UTB Logistics es el indicado para ayudarte a navegar el mundo de la logística con tu propia estrategia de transporte. Cotiza ya tus tarifas de transporte escribiendo a info@utblogistics.com.


Más artículos

En UTB Logistics, las relaciones son importantes